¿Cómo se usa un bozal para perros? Instrucciones para colocar el bozal y tipos de bozales para perros

Los bozales en los perros pueden ser un tema que a muchas personas les resulte agresivo para las mascotas, además, esto hace creer que un perro es naturalmente agresivo. Sin embargo, el uso de bozal en los perros es beneficioso para todo tipo de perros y humanos por una variedad de razones. En este artículo, repasamos cómo debe usarse un bozal, las instrucciones para colocar el bozal de manera segura en tu perro, y por qué es necesario su uso.

instrucciones y como colocar un bozal para perros
Instrucciones para colocar un bozal para perros

Instrucciones para colocar el bozal en el perro

Sigue estos pasos para evitar daños a tu mascota y que el bozal se salga:

  • Paso 1: esconde el bozal a tus espaldas, luego muéstraselo a tu perro. Cuando tu perro lo vea, dale una golosina y luego vuelve a esconderlo. Al repetir este ejercicio, el perro pronto se excitará mucho al ver el bozal.
  • Paso 2: luego de realizar el paso 1 por varios días, pasa al siguiente nivel: entrenar a tu perro para que ponga su hocico dentro del bozal. Pon algunas pequeñas golosinas dentro, o algo que su perro pueda lamer, como mantequilla de maní o queso untable. Deja que tu perro meta el hocico dentro para encontrar la golosina y luego quítale el bozal antes de que termine de comerse las golosinas y saque la cabeza. Cada vez, intenta animar a tu perro a quedarse dentro más tiempo que antes. En esta etapa es muy importante recordar que no debes empujar el bozal en el hocico de su perro, sino que debe dejarlo entrar voluntariamente.
  • Paso 3: debes acostumbrar a tu perro al sonido del click al abrochar el bozal, para que no se asuste y quiera quitárselo. Este paso es similar al Paso 1.
  • Paso 4: llegó el momento de fijar el bozal en el hocico de tu perro. A esta altura, tu perro debería estar cómodo metiendo el hocico dentro, así que déjalo hacer eso. Luego, cierra el cierre, y ábrelo inmediatamente, y dale un premio a tu perro. Repite este paso, dejando el cierre un poco más de tiempo cada vez. Durante esta etapa, asegúrate de que el hocico se ajuste bien, ni demasiado suelto ni demasiado apretado.
Te puede interesar:  ¿Cómo ayudar a los perros callejeros?

Video de cómo entrenar y colocar un bozal a un perro

Tipos de bozales para perro

Existen varios tipos de bozales para perros, los que se adaptan a los distintos usos y las necesidades de cada perro y la situación en que serán utilizados.

  • Bozal de cesta de plástico: el mejor bozal de protección, ajuste y entrenamiento. Permite que el perro respire y jadee fácilmente y que beba agua, por lo que puede ser usado por largos períodos. Lo importante es que un perro que lleve un bozal de cesta puede recibir premios durante el entrenamiento.
  • Bozal de cuero: asegúrate de elegir el estilo de cesta para que tu perro pueda jadear, beber y recibir golosinas.
  • Bozal blando: es más ligero que el bozal de cesta y fácil de poner, aunque no permite tanta ventilación para respirar. Hay informes de perros que pueden morder a través de los lados blandos, así que ten cuidado con el uso de este tipo de bozal para perros.
  • Bozal de aseo (de malla o tela): el perro no puede jadear, beber o comer golosinas con este bozal puesto, por lo que sólo debe ser usado por períodos muy cortos. No es seguro utilizarlo para el entrenamiento.
  • Bozal de cesta de metal: puede romperse en los puntos de soldadura, dejando extremos de alambre afilados o bordes que pueden herir al perro o a las personas.
  • Bozal de emergencia: en una emergencia, es posible crear un bozal de gasa.

Deja un comentario