¿Cómo se cura la sarna en perros?: síntomas, tratamientos, duración, contagio

Para curar la sarna es necesario recurrir a tratamientos especiales con productos desarrollados para tal fin, los que se consiguen en las tiendas de las veterinarias de todas las ciudades. Sin embargo, lo mejor siempre es aprender a detectar los síntomas de la aparición de la enfermedad, la duración del tratamiento y cuáles son los productos más efectivos, como pastillas o champú.

imagen de perro con sarna, conocer los síntomas, curar y tratamientos
Imagen de un perro con sarna

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene sarna?

Lo más importante para detectar la sarna en un perro es conocer los síntomas que esta enfermedad produce. Cuando un perro tiene sarna, hay ciertos comportamientos que pueden alertar de la enfermedad, a saber:

  • Picazón: la sarna causa una intensa picazón que hará que tu perro se rasque compulsivamente. En general, la sarna es más común en las zonas del cuerpo que tienen más grasa. Seguramente manifestará mucha comezón en el estómago, la ingle o detrás de las orejas. La picazón será casi tan insoportable que el animal a menudo dejará de caminar para rascarse.
  • Caída del pelo: es posible que notes una excesiva pérdida de cabello o calvicie en algunas zonas. Inicialmente, esto podría limitarse a una cierta área. Sin embargo, con el tiempo pueden extenderse por todo el cuerpo.
  • Manchas rojas: esto podría ser un síntoma de sarna roja.
  • Pérdida de apetito: otro de los síntomas de la aparición de la sarna es que tu perro puede parecer más nervioso de lo normal, malhumorado o apático. Si estos cambios de humor se combinan con una pérdida de apetito, tu perro podría tener sarna.
  • Olor: si la sarna está muy avanzada, notarás un olor rancio o desagradable.

¿Cómo se cura la sarna en los perros?

El tratamiento que los veterinarios prescriben contiene lactonas macrocíclicas, como la intermectina, la moxidectina o la milbemicina. Éstas pueden administrarse por vía oral o tópica.

Aunque esta enfermedad puede causar graves problemas de salud en los perros que la padecen, es posible llegar a una solución fácilmente, si se diagnostica a tiempo.

El veterinario recetará antibióticos, así como geles y champús que ayudarán a mejorar la piel del animal. Para el picor, apuesto a que puede prescribir oclacitinib. Su perro no puede tomar corticoesteroides, porque pueden debilitar el sistema inmunológico y empeorar la condición aún más.

Te puede interesar:  Cursos de Educación Canina online gratis y de pago, selecciona el curso de adiestramiento para tus necesidades

Si tu perro tiene sarna, no hay necesidad de preocuparse demasiado. Aunque los efectos de la sarna pueden parecer devastadores a primera vista, pueden curarse. Con el tratamiento, volverá a tener el pelo y la piel en perfectas condiciones.

Remedios caseros para curar la sarna en los perros

No hay remedios caseros para curar la sarna, pero hay remedios para aliviar los síntomas, que ayudarán a nuestra mascota a superar el proceso.

Antes de proceder con cualquiera de ellos será conveniente consultar con nuestro veterinario de confianza para descubrir los remedios más convenientes en el caso de nuestro perro. Aquí hay una serie de remedios caseros que ayudan a completar el tratamiento veterinario:

  • Baños: Los baños son vitales para el tratamiento y para aliviar el excesivo picor que sufre nuestra mascota. Podemos bañar a nuestro perro que sufre de sarna cada semana o dos con un jabón blanco, neutro y/o acaricida prescrito por el veterinario. Usar agua tibia y frotar muy suavemente. Debemos dejar actuar el jabón unos minutos antes de enjuagarlo y asegurarnos de que nuestro perro no lo lama. Tendremos que usar guantes de látex siempre que movamos a nuestra mascota enferma. Nunca los cepillaremos, pero con nuestras manos, masajearemos suavemente su pelo y su piel. Déjelos secarse naturalmente o séquelos con una toalla suave y nunca frote su piel con la toalla.
  • Dieta adecuada y suplementos vitamínicos: Un cambio positivo en la dieta de nuestro perro junto con vitaminas, ayudará a recuperar la fuerza de su sistema inmunológico, pudiendo combatir los ácaros y ayudando a erradicar la sarna.
  • Comida cruda: Es muy bueno durante el proceso de la sarna que el perro coma comida cruda como vegetales y hierbas. Los más adecuados son el ajo kyolic, la uña de gato y el extracto de aceite de oliva. Picaremos las verduras muy pequeñas para que se puedan consumir más fácilmente.
  • Aceites: El aceite de oliva puede ayudar a debilitar los depósitos de ácaros y eliminar los débiles. Además, puede combinar aceites de lavanda, almendra y neem que servirán como tratamiento tópico y también debilitarán los nidos de los ácaros. Puedes ponerlo en las zonas afectadas dos veces al día, siempre después de los baños. Con el aceite evitaremos que la piel se reseque más y la hidrataremos.
  • Plantas: Algunas hierbas y plantas son muy beneficiosas y pueden aplicarse tópicamente mezcladas con aceites o en la comida. Estas hierbas son el neem, el cymbopogon y el niaoli, que por sus propiedades antisépticas, antibacterianas y regeneradoras de la piel son ideales contra la sarna.
  • Avena: Ya sea con un champú de avena o con avena mezclada con agua, lo aplicaremos sobre la piel de nuestro perro con suaves masajes circulares en las áreas afectadas. Déjelo reposar un poco para calmar la piel y enjuague suavemente.
  • Limón: Frotar suavemente unas rodajas de limón en las zonas afectadas por la sarna o agua con limón casero (podemos dejar unas rodajas de limón en agua caliente por la noche para usarlo por la mañana). Usar el limón desinfectará la piel de nuestro perro.
Te puede interesar:  ¿Cómo evitar la caída de pelo de mi perro?

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento de la sarna en perros?

Depende del grado de avance que tenga la enfermedad, a los 4 o 5 días de comenzado el tratamiento se deben ver mejoras, si esto no sucede, consulta nuevamente con tu veterinario de confianza para encontrar alternativas más eficientes.

¿La sarna es contagiosa? ¿Se contagia a los humanos?

Hay varias formas de contagio que pueden llevar a nuestro perro a contraer la sarna. Por ejemplo, cuando hay una caída significativa de sus defensas, los ácaros habituales en la piel de los perros aprovechan la oportunidad y se propagan salvajemente.

Otra forma es durante el parto y la lactancia de los cachorros en caso de que la madre esté infestada.

Finalmente, el contagio por contacto en cualquier ejemplar canino es el que solemos ver más a menudo. En caso de que el animal esté sano y fuerte, las probabilidades de contraer esta patología son menores, pero lo veremos a menudo en individuos ya enfermos y desnutridos con bajas defensas. El contacto puede ocurrir entre perros o con objetos y lugares infestados de ácaros donde un animal ha estado con esta enfermedad parasitaria.

Hay factores que hacen que nuestra mascota sea más propensa a la sarna, como la falta de higiene, un ambiente insalubre, una salud deficiente que conlleva a bajas defensas, desnutrición, contacto constante con muchos perros en el exterior, entre otros.

En el caso de la sarna demodéctica, hay una mayor propensión en los ejemplares de pelo corto y en algunas razas como el beagle, dálmata, daschund, doberman, boxer, bulldog, pointer, shar pei y terrier.

La sarna no es contagiosa para los humanos.

Deja un comentario